Los “siete magníficos”

03 julio 2023

hoja | digital | verde | azul | oro | AI | medio ambiente | calentamiento global
Monthly House View - Julio de 2023 - Descargar aqui

Los seis primeros meses del año han estado marcados por el notable comportamiento de los índices bursátiles, a pesar del entorno macroeconómico. Detrás de esta evolución se esconde, de hecho, un nivel de concentración sin precedentes. Los llamados “siete magníficos” (Apple, Microsoft, Google, Amazon, Tesla, Meta y Nvidia) han registrado una rentabilidad equiponderada superior al 50% desde principios de año. El “S&P 493”, es decir, el emblemático índice estadounidense S&P 500 menos estos “siete magníficos”, solo ha registrado una rentabilidad del 2%, lo que muestra que, bajo la superficie, el grueso del mercado está rezagado. En Europa se ha observado el mismo fenómeno y solo tres valores (ASML, LVMH y SAP) representan, en su conjunto, la mitad de la evolución de la renta variable de la zona euro desde principios de año. 

El primer detonante fue el lanzamiento de ChatGPT en noviembre de 2022, seguido de los astronómicos resultados de Nvidia, que, en una sola sesión bursátil, vio cómo su capitalización se disparaba en 150.000 millones de dólares y entraba en el selectísimo club de compañías que han superado la barrera del billón de dólares. La Inteligencia Artificial (IA) se ha convertido así en el tema principal para los inversores. Aunque la tecnología y la revolución que supone son indiscutibles, es evidente que los inversores están dispuestos a pagar y mucho por cualquier empresa que tome parte en este movimiento. Este mes, Nicolas Mougeot comparte con nosotros un fascinante artículo sobre el tema (Focus, página 4). El debate está servido: ¿es una nueva burbuja? ¿O se trata tan solo de un epifenómeno similar al entusiasmo que suscitó el “metaverso” el año pasado? En cualquier caso, las grandes vencedoras serán un puñado de empresas, pero muchas otras estarán en peligro. Con 200 veces sus beneficios actuales y 40 veces sus ventas anuales, las cifras de Nvidia no dejan indiferente a nadie y es difícil imaginar cómo podría ir a mejor la compañía: dicho de otro modo, el mínimo paso en falso será doloroso.

En el ámbito macroeconómico, el crecimiento estadounidense resiste, y el consenso se ajusta al alza y concuerda ahora con nuestras previsiones. La inflación estadounidense sigue bajando y se sitúa en el 4% interanual: la Reserva Federal (Fed) podría estar contenta, pero, para sorpresa de todos, ahora se escuda en que la inflación subyacente (que excluye los precios de la energía y los alimentos) es demasiado elevada para retomar un tono restrictivo en su política monetaria. No se trata de una pausa, según declaró Powell, sino de un “skip1“. Las dos subidas ya anunciadas por la Fed no convencen al mercado, ni a nosotros tampoco: lo que se espera es una única subida en julio, seguida de un nivel estable. La consecuencia directa de ello es una curva de rendimientos aún más invertida: los tipos de interés a corto plazo serán cada vez más atractivos y, en nuestra opinión, seguirá siendo la parte de la curva de rendimientos más interesante para los inversores y deberá evitarse la larga duración. Irán apareciendo puntos de entrada. Estaremos atentos para posicionarnos.

La sorpresa de las últimas semanas ha venido de China: las cifras muestran que la economía está perdiendo fuelle, lo que ha llevado al banco central a recortar los tipos, y el mercado empieza a considerar medidas fiscales de apoyo. Seguimos siendo optimistas en Asia y la renta variable china por tres motivos fundamentales:

1) el nivel de valoración se aproxima a 10 veces los beneficios futuros (frente a las 20 veces de la renta variable estadounidense), con una previsión de crecimiento positivo de los beneficios superior al 18%;
2) se esperan más ayudas fiscales y monetarias;
3) los inversores mundiales y nacionales están poco posicionados en este mercado. A los inversores les gusta comprar lo que sube: es lo que se conoce como ímpetu momentum.

Dado el posicionamiento infraponderado en China, todo cambio repentino podría tener un importante efecto momentum y llevar a un reajuste del país. Les deseo una lectura agradable de este número.

En él volvemos a abordar el impacto del endurecimiento monetario en la economía real y los mercados, a pesar de que el estallido de la temática de la IA ha alterado la tradicional correlación entre los tipos a largo plazo y los valores de crecimiento. 

 

Important information

Monthly House View, 22.06.2023 - Extracto del Editorial

03 julio 2023

Para leer también

No time to land

El año del Dragón de Madera

¿Serán las elecciones presidenciales el mayor desafío de 2024?