Iniciamos el descenso

02 mayo 2023

China | bandera | amarillo | rojo | estrellas | olas | Asia
Monthly House View - Mayo de 2023 - Descargar aqui 

Estimado/a lector/a:

Recientemente, en un vuelo a Madrid para visitar a nuestros equipos, las palabras del capitán "iniciamos el descenso" me causaron el mismo efecto que el dato de la inflación estadounidense de unos días antes, que confirmaba su descenso del 9% interanual al 5% en nueve meses. El capitán Powell debe sentir cierto consuelo con las últimas cifras: por primera vez desde enero de 2021, la energía fue un componente negativo de la inflación general. Los bajistas tienden a fijarse más en la parte rígida de la inflación —los servicios—, pero un análisis más detallado del subcomponente de la vivienda también refleja signos de cambio de tendencia. En realidad, el capitán Powell está intentando aterrizar varios aviones a la vez: la inflación, la economía y la estabilidad financiera. Es poco probable que la inflación vuelva al objetivo del 2% en un futuro próximo, pero el descenso actual es alentador. La economía se ralentiza y creemos que la desaceleración llegará en el segundo semestre de 2023, aunque no será un "aterrizaje forzoso" rotundo. La gran incógnita sigue siendo hasta qué punto se endurecerán las condiciones de préstamo: las pequeñas empresas estadounidenses representan el 35% de la mano de obra y obtienen el 70% de sus préstamos de bancos regionales. Por lo tanto, la Reserva Federal (Fed) está a punto de completar su senda de endurecimiento (por ahora): este año, una subida más en mayo y listo. En palabras de Austan Goolsbee, de la Fed de Chicago, la situación exige "prudencia y paciencia". 

Volviendo a los mercados financieros, los inversores siguen esperando 50 puntos básicos (pb) de recortes de tipos este año, aunque nosotros creemos más bien que la Fed hará una pausa este año. La volatilidad de los tipos de interés, que superó el nivel registrado en la gran crisis financiera de 2008, es un factor indeseado en la construcción de carteras y los balances de los bancos. Por este motivo, en nuestras carteras de renta fija también priorizamos los activos de menor duración y el crédito de gran calidad, ya que podemos aprovechar el atractivo de los rendimientos y eliminar al mismo tiempo el riesgo de duración. La liquidez sigue abundando en el mercado: los fondos del mercado monetario en EE. UU. ascienden a 5,2 billones de dólares, lo que supone un aumento de 500.000 millones de dólares este año, ya que los inversores aprovechan los fuertes rendimientos y evitan los depósitos bancarios. 

Mientras tanto, la renta variable ha demostrado una resistencia notable. Si usted hubiera tenido la suerte de recluirse en una isla sin wi-fi durante un mes y a su regreso se hubiera enterado de que tres bancos estadounidenses habían quebrado, que Credit Suisse había sido engullido por UBS en un fin de semana y que, mientras tanto, el Banco Central Europeo (BCE) y la Fed habían podido seguir subiendo los tipos de interés… aparte de la terrible conmoción por las noticias, lo normal era esperar una fuerte caída de la renta variable este año. Pues no. El descenso que esperábamos en los beneficios no está siendo tan brutal como se esperaba, pero ¿por qué? En pocas palabras, en el mundo de la renta variable, lo nominal es más importante que lo real. Las empresas han podido aumentar sus ingresos gracias al ímpetu económico positivo, lo que se ha visto compensado por una cierta contracción de los márgenes, pero estamos muy lejos del desplome de los beneficios esperados. Esto explica a su vez el comportamiento del mercado de renta variable. Pero no solo eso. La confianza de los inversores sigue siendo escasa y el posicionamiento en renta variable —sobre todo, en las carteras institucionales— se encuentra en niveles defensivos. 

El "mercado del dolor" (pain trade) está indudablemente al alza, sobre todo, a medida que avanza la renta variable europea: los inversores estadounidenses han comprado fondos cotizados en bolsa (ETF) de renta variable europea de las bolsas estadounidenses todas las semanas de este año excepto una. La reapertura comercial de China ha beneficiado enormemente a las empresas europeas, como reflejan los buenos resultados de las marcas de lujo. Esta es la parte que nos parece frustrante de este año. La renta variable china no despega a pesar de su fuerte reapertura interna. Sin embargo, seguimos creyendo que dirigirse al Este tiene sentido. Este mes, nos centramos en la situación de la economía china: hemos revisado al alza nuestras previsiones de crecimiento y seguimos creyendo que los riesgos pueden aumentar. Aunque reconocemos que muchos inversores han decidido comprar posiciones en Europa como reflejo de la reapertura china, al rehuir los valores chinos, para los inversores estadounidenses, en particular, China es demasiado grande como para ignorarla. Si el factor de inclusión de las acciones A de China en el MSCI Emerging Markets (EM) se revisara del 20% actual al 100%, su peso en el MSCI EM aumentaría del 5% al 22%. Los inversores internacionales están dispuestos a invertir más en China, ya que la dinámica del mercado de acciones A se beneficiará de un incremento de la participación institucional (extranjera y nacional). 

Por último, como nota personal, ya que este es mi primer editorial como director de inversiones de Indosuez Wealth Management, me gustaría compartir con ustedes que estoy encantado de unirme a esta compañía y me siento afortunado de trabajar en una organización con un nivel tan elevado de profesionalidad, orientación al cliente e integridad. Espero que disfruten de la lectura. 

 

Alexandre Drabowicz, Director de invesriones de Indosuez Wealth Management

 

Important information

Monthly House View, 20/04/2023 - Extracto del Editorial

02 mayo 2023

Para leer también

No time to land

El año del Dragón de Madera

¿Serán las elecciones presidenciales el mayor desafío de 2024?